Buscar este blog

sábado, 17 de septiembre de 2011

¡OBEDIENCIA!

La palabra Obediencia viene del termino latino "ob audire" que es lo mismo que decir "el que escucha"...
¡Qué hermoso!

¡El que obedece es el que escucha! Solo escuchando se tiene la capacidad de obedecer.
y ¿Qué es lo que necesitamos escuchar?

En todos los ámbitos de nuestra vida vivimos escuchando voces, voces buenas y voces no tan buenas; propuestas buenas y no tan buenas, y así se nos van presentado oportunidades para seguir un camino acertado o disparatado.

Lo primero que debemos escuchar es LA VOZ DE DIOS que habla en el interior del ser humano, la voz de la conciencia que nos va diciendo lo que Dios realmente quiere de cada uno. Pero, para que la conciencia hable de manera correcta debemos formarla, y ¿Cómo se forma la conciencia? Muy simple: ESCUCHANDO A DIOS!

Escuchamos a Dios cuando nos unimos a Él en la oración, cuando le damos el tiempo que sea necesario para que Él hable; escuchamos a Dios cuando tomamos conciencia de que nuestra oración es un díalogo, no un monologo donde solo decimos lo que queremos de Dios, sino donde también escuchamos lo que Dios quiere de nosotros. Dios en su palabra nos habla claramente y la obediencia es escuchar lo que Él nos enseña para luego poder aplicar todo a nuestro cotidiano vivir.

No podemos pasarnos la vida con la sordera espiritual, dejando que Dios hable sin que nosotros lo escuchemos. Es necesario que los hijos de Dios escuchen a su padre y escuchándolo le obedezcan, asi muchas cosas cambiarían, pero especialmente, tendríamos la certeza de estar haciendo lo que Dios quiere y de glorificarlo con nuestra vida.

Si escuchamos a Dios y le obedecemos también podremos escuchar a los demás y ser obedientes, ya que en varios planos de nuestra vida tenemos que saber escuchar y recibir las órdenes o mandatos que nos dan. La docilidad la encontraremos en la práctica de la obediencia a Dios que no vemos, para poder obedecer también al hombre que vemos; teniendo en cuenta que todo el que ejerce algún tipo de autoridad lo hace porque Dios se lo confía, por lo tanto hay que escucharlo como venido de Dios.

Quien obedece no se equivoca nunca; puede equivocarse quien ordena o quien manda, pero si nosotros escuchamos dócilmente y actuamos en consecuencia no cometemos error. Aunque, en conciencia, a veces es necesario no cumplir con la obediencia, por ejemplo, cuando se nos pide algo que no es de Dios o que va contra nuestros principios.
Por eso, es bueno, y volviendo al principio, FORMAR NUESTRA CONCIENCIA, para poder escuchar lo bueno y cumplirlo y aprender a desechar lo malo.

ESCUCHEMOS A DIOS Y SEREMOS FELICES!!! AMÉN

viernes, 16 de septiembre de 2011

¡CUESTIÓN DE ACTITUD!

Dice una canción, en su estribillo: "Todo en esta vida, es un decidir..." Y ¡Nada más real!
Todo en nuestra vida es deciciones, opciones... tomar las riendas, como nos gusta decir. Cada cosa, cada circunstancia, cada momento, tiene su propia opción. Y a cada decisión le sigue una consecuencia. Si nuestra decisión es acertada tendremos consecuencia buenas, agradables, placenteras y felices. si nuestra decisión es desacertada tendremos consecuencias no tan buenas, dolorosas, incluso tristes.

Por eso, por ejemplo, ante una salida rápida que siempre se nos plantea tenemos, lamentablemente por la humanidad que nos acompaña, dos opciones: mentir o decir la verdad. Si elegimos mentir, obviamente, saldremos rapidito del paso y podemos seguir nuestro camino, pero tarde o temprano tendremos la consecuencia desagradable de la mentira; estaremos condenados a seguir mintiendo, por consiguiente a seguir pecando, y hasta llegará el tiempo que nosotros mismos nos sentiremos dueños de esa mentira y nos creeremos tal como verdad; la mentira llenará de confusión nuestra vida y a los demás, a tal punto de perder la credibilidad en nosotros, la confianza. Mentir produce que se rompa la confiabilidad que nosotros debemos darles a los demás, y así luego, se les hará dificil creernos... y todo por querer evadir algo con rapidez.
Ahora bien, si optamos por la verdad, es otra obviedad, estaremos optando por nuestra felicidad, por nuestra credibilidad, por nuestra alma limpia, por nuestra buena reputación, por nuestra libertad y sinceridad. Jesús nos dice "la verdad los hará libres"... y eso es lo que ocurre con esta buena decisión; aunque sea la más dificil e incómoda, aunque nos de miedo, aunque decir la verdad nos provoque tener que sufrir, pero nada podrá opacar luego la felicidad y la libertad de haber tomado una buena decisión.

Y como este simple ejemplo hay millones, porque la vida es decidir.
Y Cristo nos invita a decidir por Él, por su plan, por sus enseñanzas, por su vida!!! Y eso será lo que haga que nuestra vida sea realmente feliz, porque gozaremos de muy buenas consecuencias al tener muy buenas decisiones guiadas por Él; Él lo sabe todo y sabe lo que es mejor para cada uno, por eso, no decidamos con rapidez como para sacarnos las cosas de encima, al contrario, tomémonos el tiempo de preguntarle al Señor que hacer y luego pedirle la fuerza para hacerlo. Así lograremos una buena vida!!!!

Y LA GLORIA DE DIOS! AMÉN

miércoles, 14 de septiembre de 2011

¡LA GLORIA DE DIOS!

¿Qué es la gloria de Dios? ¡¡Qué pregunta!!
Para darle respuesta a esta pregunta solo nos basta pensar ¿Quién es Dios?
Dios es amor, es paz, es bondad, es misericordia; Dios es nuestro Padre, nuestro Creador, nuestro Salvador, nuestro Santificador; Dios es Omnipresente, Omnisciente, Omnipontente: está en todos lados, todo lo sabe, todo lo puede; Dios es GLORIA!! Su impronta, su escencia, su persona divina, su divinidad es gloria y es llena de gloria. DIOS ES UN DIOS DE GLORIA!!

Si intentamos definir la palabra gloria y nos referimos al diccionario podemos decir afirmativamente que es un estado de fama, de buena reputación, de honor, de buenas acciones, de grandes logros; también  podemos decir que gloria es aquello que hace que algo o alguien mueva a un grupo, contagie; y en nuestro ámbito de religión la gloria es el lugar de los bienaventurados, el lugar donde habita Dios!!

¡¡Cuántas veces decimos: Dios lo tenga en su gloria!! Podríamos asi mismo preguntarnos ¿Dios me tiene en su gloria? o más bien ¿Yo estoy en la gloria de Dios?

Dios es Dios y por serlo es lleno de gloria. Pero también Dios quiere manifestar su gloria y lo hace a través nuestro. La creación entera canta la gloria de Dios y el ser humano, obra cumbre de la creación de Dios, es invitado a proclamar esa gloria con la vida.

Cuando el ser humano se abre a la acción de Dios, cuando deja que Dios sea Dios en su corazón, entonces los demás pueden reconocer la gloria de Dios; asi como lo vemos en las definiciones, el ser humano comienza a darle el honor y que Dios se merece, comienza a hacer buenas obras que glorifican a Dios, comienza a arrastrar con el comportamiento, en pocas palabras: hace que la gloria de Dios brille con todo su esplendor.

Está en nuestras manos que la gloria de Dios se expanda a la medida de Dios, es decir, sin fronteras, sin límites, infinitamente. Así de pequeños como somos Dios quiere mostrase a través nuestro. Es tiempo de que grandes cosas haga Dios y eso se dará con nuestra respuesta!! Dios espera un SÍ, un AMÉN de nuestra parte para que el mundo crea y disfrute de la vida gloriosa de cielo.

Animémos, como María Santísima, y respondamos al Señor!!! AMÉN

martes, 13 de septiembre de 2011

NUESTRO DIOS ES UN DIOS PODEROSO

Cuando hablamos de poder seguramente viene a nuestra mente el poder humano, la grandeza, y todo lo que estamos acostumbrados a ver y hasta padecer sobre el poder... pero el poder de Dios es un poder de amor... DIOS PUEDE!! DIOS TODO LO PUEDE! DIOS NOS PUEDE AMAR!!!!!
Nos enseña la Iglesia, en el catecismo, que la mayor manifestación del poder de Dios es su misericordia, su perdón! Allí se manifiesta en todo su esplendor la magnitud del poder de Dios, poniendo su corazón en nuestra miseria.

Ese poder de Dios es el que mueve la vida de la creación, existimos y podemos disfrutar de la vida porque Dios tiene el poder de amarnos, porque nos ama y prepara todo para que seamos felices. Si Dios no quisiera nuestra existencia bastaría con que retire su mirada de nosotros para que desparezcamos, pero su mirada sigue firme en sus criaturas, en sus hijos, en cada uno de nosotros. Y ESO ES PODER!!! MARAVILLOSO PODER!! EL PODER DEL AMOR!!

Dios tiene el poder de hacer nuevas todas las cosas, y no solo tiene la capacidad, sino que quiere hacerlo todo nuevo, especialmente el corazón del ser humano. Dios tiene el poder de cambiarlo y lo cambia con su amor. Cuando le damos lugar y nos dejamos amar por Dios se manifiesta su amor, el esplendor de su poder, en la transformación del corazón de piedra en un corazón de carne.

Dios, ese Dios poderoso, vive en el corazón en gracia, está dentro nuestro, lo llevamos como el gran tesoro!! Es hora de que tomemos conciencia de que somos portadores de Dios, por consiguiente portadores de su majestuoso poder y que unidos a Él podemos tranformar el mundo.
¿Cómo? AMANDO!!!!!!!!!!

¡¡¡AMANDO SE MANIFIESTA EL PODER DE DIOS! AMÉN

jueves, 16 de junio de 2011

¡HACER LO QUE NOS CORRESPONDE!

Nos dice San Pedro: "Que cada uno, con el don que ha recibido, se ponga al servicio de los demás, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. El que toma la palabra que hable palabra de Dios. El que se dedica al servicio que lo haga en virtud del encargo recibido de Dios. Así, Dios será glorificado en todo, por medio de Jesucristo, Señor nuestro, cuya es la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén"

Y, otra verdad ineludible hermanos, es la cuestión de ubicarnos en el tiempo y en el espacio en el cual Dios nos quiere; allí donde Él ha planeado nuestro mejor desempeño.
Si cada día de nuestra vida meditáramos sobre nuestra misión, sobre el por qué estamos acá y el para qué tenemos vida, entonces nos daríamos cuenta ¡Qué importante que es vivir!
Pero no solo vivir, sino bien vivir!! Vivir en la ubicación de Dios y se´gún Dios.

Como podemos ver en la carta de Pedro, siendo el elegido como cabeza de la iglesia, nos pide que cada uno, con el don que ha recibido, se ponga al servicio de los demás...
Es necesario darnos cuenta que todas esas capacidades, virtudes, sapiencias, y formas que tenemos nos vienen de Dios, pero no para vanagloriarnos o para darle mal uso, sino para ponernos al servicio de los demás.
Cada uno de nosotros, en la Iglesia y en la sociedad, tenemos un lugar preparado, estamos capacitados por Dios para ocuparlo y si no lo hacemos, ese espacio queda vacío. Incluso, aunque alguien intente llenar ese espacio vacio, lo que hace es un simple reemplazo, pero no ejerce el valor con el cual nosotros, los propietarios lo haríamos. Lo mismo sucede cuando nosotros, por la motivación que sea, pretendemos ocupar el lugar de otro, el espacio que no nos corresponde.

La vida se trata de una prolija ocupación, estar cada uno en su lugar, pero no solo ocupándolo, sino ejerciendo el don conferido por Dios para tal caso y con el agregado de "hacerlo por servicio".

Bien! Nos podemos ir dando cuenta de que, aunque hablemos laboralmente, el lugar que ocupamos no es casual, o porque al patrón le gustó mi curriculum, o porque estudié para eso... ese lugar, ese puesto, esa labor me ha sido, nos ha sido encomendada por Dios, para que ejerza el don que Él me dado y para que sirva a los demás.
Y ¿Cuántos de nosotros tomamos el trabajo como un servicio? Generalmente se toma como una fuente que genera el bienestar social, porque a través del trabajo muchas familias tienen lo que necesitan para vivir. Socialmente el trabajo es una forma de subsistencia, una forma de sobrevivir, y muchas veces afecta tremendamente la falta de trabajo. Lógicamente, con esto no quiero decir, que no es para ocuparse cuando no se lo tiene, nada que ver, sino intento reflexionar sobre el verdadero sentido del trabajo y el lugar que cada uno ocupa en la sociedad. Trabajar es dignidad, pero esa dignidad debe estar orientada a Dios, al ejercicio de un don y al servicio de los demás.

Entonces ¿Será que la sociedad necesita valorar el trabajo como un servicio? Claro que si. Tanto patronales como empleados, y cada uno, tiene que ver que uno sin el otro no puede subsistir y que juntos lo que hacen a través del trabajo es ejercer un don y servir a los demás.

Y ¿Eclesialmente? en la Iglesia, más que en ningún lado, podemos ver y experimentar esta ubicación. No todos podemos hacer todo, pero tampoco todos debemos hacer todo; sino cada uno debe hacer lo que Dios quiere que haga, para lo que Dios le regaló el don y para el servicio de los demás, como nos sigue diciendo San Pedro "Como administradores de la Gracia de Dios" y esa gracia es multiforme, es decir, para todos los gustos y necesidades. Nadie puede decir que no tiene su lugar en la Iglesia... que lo deje sin ocupar es otra cosa distinta...

Muchas veces nos quejamos porque en la Iglesia están siempre los mismos que hacen todo, pero ¿Nos quejamos con motivos válidos? o ¿es una excusa de las más perfectas?
Hay veces que pocos hacen mucho, porque el resto no hace ni ocupa el lugar que le corresponde; si la comodidad nos gana entonces no culpemos a los demás que intentan tapar el hueco que queda con nuestra ausencia. Hagámonos cargo y ubiquémonos, para la gloria de Dios.

Eso termina diciendo pedro, que siendo ubicados, ejerciendo nuestros dones, Dios será glorificado!!!!
Amén

miércoles, 15 de junio de 2011

¡¡DAR A DIOS LO QUE ES DE DIOS!!

"Hermanos: Sepan que el que siembra mezquinamente, tendrá una cosecha muy pobre; en cambio, el que siembra con generosidad, cosechará abundantemente. Que cada uno dé conforme a lo que ha resuelto en su corazón, no de mala gana o por la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría. Por otra parte, Dios tiene poder para colmarlos de todos sus dones, a fin de que siempre tengan lo que les hace falta, y aún les sobre para hacer toda clase de buenas obras. Como dice la Escritura: "El justo ha prodigado sus bienes: dio a los pobres y su justicia permanece eternamente". El que da al agricultor la semilla y el pan que lo alimenta, también les dará a ustedes la semilla en abundancia, y hará crecer los frutos de su justicia. Así, serán colmados de riquezas y podrán dar con toda generosidad; y esa generosidad, por intermedio nuestro, se transformará en acciones de gracias a Dios"

Mis amadisimos hermanos, les quiero compartir este trozo de la carta de San Pablo a los Corintios, teniendo por Gracia de Dios, el mismo sentimiento en mi corazón, sentimiento que supongo lo llevó a escribir a Él, aparte de la inspiración divina, para enseñar a sus hermanos y para demostrarles su amor.

Hay muchas cosas muy importantes que podemos ver en este tan pequeño trozo, y tan grande a la vez. Nos habla de generosidad, de desprendimiento, de confianza, de fe, de parrecía... también de compromiso!!

Sepan que el que siembra mezquinamente, tendrá una cosecha muy pobre; en cambio, el que siembra con generosidad, cosechará abundantemente: ¡QUE GRAN VERDAD! me viene a la mente un cuentito de un hombre que una vez comió un melón sin semillas y como le gustaba la huerta se dispuso a tener una gran cosecha de esos melones. El tema es que pensó que bastaba solo con preparar la tierra, hacer los hoyitos en el piso, hacer como que ponía una semilla y luego taparlo... esperó, esperó, esperó y nunca germinaron ni crecieron sus melones... A veces nos sucede que pensamos mezquinamente, creemos que por estar en la viña del Señor, por darle un poco de nuestro tiempo, por cumplir con algunos preceptos, entonces nuestra vida cristiana ya está a la medida de Dios. Y cuando nos pide un poquito más nos empezamos a preocupar o a quejar que más no podemos, que ya es demasiado lo que hacemos o damos... pero ¿Saben por que sucede esto? Simple... porque aunque parece que lo tenemos claro, todavía nos puede la humanidad y nos quedamos en los seres humanos, no tenemos plena conciencia que lo que hacemos verdaderamente es para Dios, en Dios y desde Dios. Por eso muchas veces somos mezquinos, y pretendemos ver la gloria de Dios, pretendemos ver crecimiento, pero al sembrar con mezquindad se cosecha con pobreza!!!

Que cada uno dé conforme a lo que ha resuelto en su corazón, no de mala gana o por la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría. Por otra parte, Dios tiene poder para colmarlos de todos sus dones, a fin de que siempre tengan lo que les hace falta, y aún les sobre para hacer toda clase de buenas obras.: Esta carta de pablo habla de una colecta muy especial, donde los cristianos de muy buena gana habían accedido a aportar para ayudar a la Iglesia... Ahora quiero detenerme específicamente en nuestro compromiso con el Señor respecto al diezmo.
Quiero compartir con ustedes el llamado, la invitación a expresarle a Dios nuestro amor a través de la generosidad, el desprendimiento y sobre todo, a través de la confianza ciega en Él.
Hermanos, si Dios no fuera providente con nosotros, nadie, absolutamente nadie tendría nada!!!!! ¿Por qué tanto regateo con Él entonces? FALTA DE CONFIANZA... pero también falta de respuesta y de enamoramiento.
Dice pablo que Dios se encarga de que nada nos falte, es más, que se encarga de que nos sobre para hacer obras buenas... Entonces??? Solo es cuestión de animarse y demostrarle a Dios que verdaderamente creemos en Él y le creemos a su palabra; creemos en su fidelidad y solicitud por sus hijos, creemos que puede hacer grandes cosas.
Creo firmemente que aunque demos 1 peso, pero convencidos de que es para Dios y que él lo multiplicará para su gloria, que es lo que le pertenece y que es la ofrenda del corazón, experimentaríamos grandemente la providencia.

Mucho más podría decirles, pero solo los invito a pensar en esto, a recibirlo con alegría, a meditar en el corazón cuál es la verdadera motivación que debemos tener en el momento de hacer nuestra ofrenda a Dios.
Dios que es rico en amor y generosidad no dejará nunca de cumplir sus promesas!!!!! ESO ES VERDAD!!!!!!!!!!!!!


sábado, 4 de junio de 2011

POBREZA

Hablar de pobreza no siempre es fácil, porque en realidad pobreza no es solo la carencia de cosas materiales, sino que existe la gran pobreza y la peor de todas que es la pobreza en la dignidad, en los valores, en la educación... la pobreza personal.

Si la pobreza fuera algo malo Cristo no hubiera dicho "felices los pobres", pero claro, Cristo dijo "felices los pobres de corazón"...

Hay muchos pobres materiales que son ricos espirituales y hay muchos ricos materiales que tienen una extrema pobreza espiritual. Porque la pobreza que los acompaña es la pobreza del amor, pobreza de la paz, pobreza de la sensibilidad; se encuentran ricos en avaricia, codicia, egocentrismo, soberbia, y no logran ver que eso no los enriquece sino que los empobrece cada vez más.

El llamado a la pobreza lo han asumido muchos santos, el llamado a la pobreza lo asumen los religiosos con el voto, el llamado a la pobreza lo adopatan todos aquellos que se dan cuenta que las cosas materiales no pueden ni deben ocupar el lugar en el corazón del hombre, sino que hay que trabajar para tener el corazón repleto de la riqueza de Dios
Y ¿Cuál es la riqueza de Dios? La podemos ver claramente en su ejemplo, "EL QUE ERA DE CONDICIÓN DIVINA NO HIZO ALARDE DE SU CATEGORIA, AL CONTRARIO SE ANONADÓ A SI MISMO HACIENDOSE SEMEJANTE A NOSOTROS"

Dios no dejó de ser Dios, pero nos mostró la grandeza de su riqueza al hacerse hombre, al compartir la humanidad con nosotros, al nacer en una familia de condición humilde. Dios no vino al mundo como ser humano a mostrarnos un reinado de poder y de riquezas, sino que nos mostró la libertad de los pobres de espíritu, de aquells que no están atados a las cosas.

Por eso, la pobreza no hace indigno al hombre, sino lo que lo hace indigno es la riqueza del corazón que no tiene a Dios, el ser egoísta e insensible ante la necesidad de los demás, el creerse que todo lo sabe y todo lo puede, el creerse que es Dios y ocupar su lugar.
Eso es ser pobre.

jueves, 2 de junio de 2011

EVANGELIZAR

Si anuncio el Evangelio, no lo hago para gloriarme: al contrario, es para mí una necesidad imperiosa. ¡Ay de mí si no predicara el Evangelio!

San Pablo nos abre su corazón, asi como a la comunidad de Corinto, para participarnos de la gran necesidad de predicar que Él tenia, su más profundo sentimiento: PREDICAR EL EVANGELIO.

Anunciar el Evangelio, predicar a Cristo, nunca debe ser en nuestra vida un motivo para robarle la gloria a Dios, sino, por el contrario, debe ser para darle gloria a Él.
todo lo que hacemos y todo lo que podemos hacer es porque Dios lo permite, es porque Él nos da la capacidad y los dones, es porque está dentro de su voluntad.
Nada podemos hacer por nuestros propios medios, todo nos viene de Dios; por lo tanto, todo debe volver a Dios en gloria y alabanza.

Ridículo sería creernos que porque podemos hacerlo o porque asumimos que tenemos capacidades para predicar, pensar que somos nosotros; Solo Dios es el importante!

Dios nos elije y a cada uno nos regala dones y capacidades para que en la sociedad en la cual vivimos podamos aportar nuestra presencia de su mano; y a algunos nos concede la gracia especial de predicarlo; lo que no significa que no todos podemos hacerlo, claro que sí, todos podemos predicar a Cristo.
Pero es verdad también que no todos tenemos el don de predicación, por ejemplo, como Pablo.

Yo me gozo en el Señor porque él me ha brindado esta capacidad y es mi gran pasión, predicarlo, exhortando a mis hermanos a la vida en Él, y confiando profundamente en la acción del Espíritu Santo.
Pero predicar no solo es hablar de Dios, predicar es vivir!! Por eso ¡¡Ay de mi si no predico el Evangelio!! ¡¡Ay de mi si no vivo el Evangelio!!

Esa es la predicación a la cual todos estamos llamados, y especialmente, aquellos que tenemos la misión de ejercer un don de la predicación, para que nuestra vida sea coherente entre lo que decimos y lo que vivimos.

si nuestro diario vivir concuerda con el Evangelio, seremos un claro ejemplo de predicación, tocaremos corazones y caminaremos en sendas de santidad.
Es el mensaje que debemos dar, es lo que nos dice San pablo: ¡¡Ay de mi si no predico!!

Evangelio=vida. AMÉN

miércoles, 4 de mayo de 2011

¡¡FELICES!!

La pregunta del millón: ¿Quién no quiere ser feliz?
La respuesta es muy simple y con el más profundo anhelo en el corazón: todos queremos ser felices.
Pero hay un problema mayor, y es que, todos, creemos que la felicidad radica en cosas, personas, momentos, circunstancias, logros, porvenires, etc... pero no nos damos cuenta que esos son simplemente placeres, y el placer dura instantes, dura poco tiempo.
La felicidad va mas allá de un simple placer, la felicidad es un estado contínuo y no simplemente de ánimo, sino que es un estado del alma que tiene a Dios.
SOLO DIOS HACE AL HOMBRE FELIZ. todo lo demás le hace al hombre la vida más placentera, pero cuando se acaba el tiempo solo queda la desqazón de haber perdido tal o cual cosa, y nos invade de nuevo la desolación y la amragura. Los placeres provocan en nosotros apegos, sin embargo la felicidad nos hace libres.
Jesucristo nos dejó un legado importante de felicidad, una felicidad que muy pocos entienden y que muchos rechazan, este legado es un verdadero plan de vida para alcanzar la gran felicidad que Dios promete. Pero hay que animarse a crecer!!

video

Este material consta de 50 minutos de reflexión sobre las bienaventuranzas; el plan adecuado para una vida feliz!! Totalmente aprovechable si queremos darnos cuenta de lo que realmente vale la pena!

$ 20

Ivana Garramone
Rosario - Santa Fe
0341156288350

¡HAGAN LO QUE EL LES DIGA!

María, Madre y Modelo de la humanidad toda, es el mejor ejemplo a seguir si queremos caminar los caminos de Dios.
Ella, desde siempre, es la madre por excelencia, la madre que está atenta a sus hijos, la Madre que quiere, desea y busca la forma de que sus hijos alcancen la plena felicidad; ella bien sabe que esa felicidad es al lado de Dios, viviendo en su santa voluntad.
maría Santísima, la poderosa intercesora, nos muestra con sencillez y humildad lo bueno que es decirle que sí a Dios, y lo grande de esa respuesta. ella siempre vivió con esa docilidad necesaria para que Dios haga su obra y no se exaltó a sí misma, sino que supo exaltar el poder y el amor de Dios, no solo con palabras, sino con sus propias obras.
Por eso, si queremos responder al Señor, tomémonos fuertemente de la mano de María, y como nos decia el Papa Juan Pablo II, aprendamos en la escuela de María lo que Dios quiere de cada uno.
Nuestro amor filial debe crecer día a día, para que teniendo comunión con la madre, agrademos al Padre. María nunca le robará la gloria a Dios ni se interpondrá en el camino, al contrario, ella nos guiará con seguridad y fidelidad hacia Él.


video


Este material que acá presento son 40 minutos de reflexión mariana, sobre todo en el momento clave donde María intercede ante su Hijo por un milagro; pero también nos regala una de las mejores frases para nuestro camino espiritual: "HAGAN TODO LO QUE EL LES DIGA".

$ 20

Ivana Garramone
Rosario - Santa Fe

0341156288350

martes, 3 de mayo de 2011

¡¡¿TODAVÍA NO ME CONOCEN?!!

Jesús dijo a Tomás: "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si ustedes me conocen, conocerán también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto". Felipe le dijo: "Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta". Jesús le respondió: "Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conocen?...

La Palabra de Dios es siempre clara, viva, eficaz; pero también, en varias ocasiones, la Palabra de Dios parece DURA; como en este caso.
Jesús nos dice, asi como le dice a sus discípulos, que él es el Camino, la Verdad y la Vida; nos dice muchas cosas sobre él, nos habla de conocerlo y conociéndolo conocer al Padre; y cuántas veces nosotros, asi como Felipe, debemos recibir la misma respuesta de Jesús: HACE TANTO TIEMPO QUE ESTOY CON USTEDES ¿y TODAVIA NO ME CONOCEN?
Que gran realidad! Cuántos de nosotros decimos llenándonos la boca, que conocemos a Jesús, decimos también que Jesús es todo para nosotros, decimos que es nuestro Dios y Señor; pero nuestras obras muestran, por el contrario, un gran desconocimiento. Es decir, lo que decimos no lo vivimos.
La incoherencia que arrastramos como cristianos es cada vez más acentuada, vamos haciéndonos un Cristo a nuestra medida y no nos damos cuenta que nuestra medida es demasiado pequeña para poder comparar a Cristo; no nos damos cuenta que nuestra mente no es capaz de ir más allá si no es asistida por la Gracia de Dios, por la unción de su Espíritu; no nos damos cuenta que Dios es infinito y eterno y nosotros simples criaturas que nada pueden hacer sin Él.
Tenemos, como cristianos, un compromiso diminuto que nos hace pensar que somos grandes, nos hace pensar que somos llenos de gloria robándole a Dios lo que se merece, solo por el hecho de que tal vez cumplamos con algún precepto o le dediquemos un par de horas en algún servicio; y muchas veces en un servicio sin amor, solo por comodidad y porque me sobra algo de tiempo.
Pero CRISTO es mucho más que eso; a veces nuestra incoherencia lo transforma en un ser tan humano a Cristo que nos olvidamos que Él nunca dejó de ser Dios, es Dios verdadero! Pero para nuestra comodidad nos viene muy bien verlo tan humano! tan igual a nosotros!
Cristo no debe parecerse a nosotros, somos nosotros los que debemos parecernos a Él, ayudados por su gracia, para que nuestra vida diga realmente que lo conocemos!
¿Cuanto tiempo llevamos en el seno de la Iglesia? ¿Cuánto tiempo de servicio verdadero? ¿Puedo decir que verdaderamente conozco a Jesús?
JESUS ES EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA... nadie llega al Padre si no es por EL.

domingo, 1 de mayo de 2011

¡LA SANTA MISA!

Otro regalo de Dios impresionante, una de las locuras de amor que Dios nos demuestra, es LA SANTA MISA. El don de su amor, su Santo Sacrificio, la fiesta del cielo, el Gran Banquete compartido con el ser humano, su pequeña criatura.
En cada Misa revivimos el Misterio de Nuestra Fe, celebramos la pascua, nos unimos a la Gran inmolación del cordero de Dios que quita el pecado del mundo...
En cada Misa compartimos con Dios, celebramos con El, por El y en El; ejercemos nuestro sacerdocio común y nos transformamos en ofrendas agradables al padre por jesucristo, su Hijo y Señor nuestro.
Es tan grande el Misterio de la Misa que nunca nos alcanzarán laas palabras para describirla y nuestra mente no se prepara debidamente para alcanzar semejante profundidad, pero no por eso vamos a dejar de intentarlo.
Por eso este material, como una ayuda más a nuestro crecimiento, como un alimento más para que nuestra fe crezca y en ella podamos celebrar como debe ser la Eucaristía.

video

$20

Ivana Garramone
Rosario - Santa Fe
0341156288350

CD con 42 minutos de reflexión sobre la Santa Misa, que nos ayudará a profundizar un poco más nuestros conocimientos y a conseguir un poco más de claridad para nuestra celebración.

También un CD con la Misa Explicada, es un video donde la celebración del Misterio de la Fe es explicado paso a paso, todo el rito, para que sepamos bien lo que está sucediendo en cada momento, nuestro comportamiento en la celebración y todo lo que acontece en este sublime encuentro con Dios.


$30

Ivana Garramone
Rosario - Santa Fe
0341156288350


sábado, 30 de abril de 2011

¡NO SE INQUIETEN!

Cuántas veces nos preocupamos por las contrariedades de la vida, siendo que contamos con un padre Celestial que no solo nos conoce a cada uno sino que también conoce lo que a cada uno nos hace falta.
Nuestras preocupaciones realmente son infundadas, o mejor dicho, tienen el fundamento muchas veces de la gran disconformidad que tenemos con todo lo que recibimos o tenemos. Nunca tenemos en cuenta que todo, absolutamente todo nos viene de Dios y que si él no nos ayudara de nada serviría nuestro esfuerzo. ya lo dice su palabra, en los salmos: "si el Señor no construye la casa en vano se cansa el albañil, si el Señor no guarda la ciudad en vano vigila el centinela"... entonces ¿Por qué nos preocupamos? SIMPLE... porque pensamos que todo depende de nosotros y es nuestro propio orgullo lo que nos produce esa sensación de insatisfacción que produce ansiedad, depresión, preocupación... asi va pasando en nosotros el tiempo sin descubrir que Dios quiere ayudarnos porque puede hacerlo; asi como puede quiere!!!
Jesús lo dijo muy claro: "no se inquieten" "no piensen en que van a comer o que van a vestir" "miren los pájaros"... ¿Y?...
video

49 minutos de reflexión sobre la providencia de Dios que no desampara a sus hijos, una ayuda especial para no desesperar esperando... para confiar en que nuestro Padre puede hacer mucho más de lo que pensamos o pedimos.

$ 20

IVANA GARRAMONE
ROSARIO - SANTA FE
0341156288350

CONFESARME ¿POR QUÉ?

Dios es infinitamente misericordioso y el ser humano necesita de esa misericordia. Todos nosotros necesitamos recibir el perdón del Señor, y ese perdón es un regalo valiosísimo que, a través de un Sacramento, recibimos todas las veces que lo necesitemos.
Dios nos concede su Gracia, su Presencia, su amor, a través del Sacramento de la Reconciliación; no solo purifica nuestra alma, sino que nos llena de nuevas gracias y nuevas fuerzas para seguir el camino por Él señalado.
Ese Dios amor, que siempre vela por sus hijos, no deja de sorprendernos con cada Misterio que nos presenta, y el Sacramento de la Confesión es un Misterio grande, profundo, valioso... pero indiferente para muchos, poco valorado para tantos y rechazados para la mayoría.
¿Por qué no aprovechar la Gracia de Dios? ¿Por qué decirle a Dios como tiene que hacer sus cosas? ¿Por qué no dejar de lado nuestro orgullo y pedir perdón? ¿Por qué no dejarnos amar?...
El cd cuenta con 49 minutos de reflexión acerca del Sacramento de la reconciliación. Enseñanza y exhortación para que nos animemos a vivir esta Gracia invalorable que Dios pone en nuestra vida.

video

$ 20


IVANA GARRAMONE
Rosario - Santa Fe
0341156288350

¡CATÓLICO, APOSTÓLICO, ROMANO!



¿Identidad Católica? ¿Qué es eso? ¿De que se trata? ...
Todos los que hemos sido bautizados en la Iglesia Católica somos Católicos, tenemos un sello de pertenencia, pero no todos conocemos nuestra Fe y mucho menos la defendemos. Para muchos católicos es simplemente un trámite más el bautismo y las verdades de fe de la Iglesia son un tremendo yugo, muy dificil de llevar.
Pero ser Iglesia y ser Católico es mucho más que llevar un nombre o responder a una pregunta respecto a mi religión. No es simplemente decir soy católico, pero no me preguntes más porque no tengo ni idea... En fin, mucho de esto que ahora escribo, está explayado en este cd, donde intento acercar una reflexión más profunda de esa identidad que hoy por hoy está totalmente en crisis. videoEl cd cuenta con 48 minutos de enseñanza, reflexión e invitación a retomar el camino correcto: CATÓLICO, APOSTÓLICO Y ROMANO!!!

$20

IVANA GARRAMONE
Rosario - Santa Fe
0341156288350

¡DÍA DEL SEÑOR!

En nuestra vida tenemos un cúmulo de grandes celebraciones de las cuales no nos queremos perder ni un solo detalle y también las recordamos año tras año, como un gran tesoro de la historia de nuestra vida. Por ejemplo, la más celebrada: el día de nuestra cumpleaños!! ¿Quién no celebra su cumpleaños? Son muy pocas las personas que no lo hacen. Y así, una amistad, una profesión, un noviazgo, un matrimonio, etc, etc, son celebrados y recordados en detalles por el ser humano. Acontecimientos que marcan la vida, acontecimientos que hacen parte de la vida y que se convierten en celebración.
¡¡Y CUÁNTO NOS GUSTA CELEBRAR! Las fiestas nos animan demasiado y no queremos quedar afuera de nada.

En la historia de la humanidad pasó algo tremendamente importante y sigue pasando día a día, sigue renovándose, actualizándose, y pasa desapercibido. DIOS SE HIZO HOMBRE, HABITÓ ENTRE NOSOTROS Y DIÓ SU VIDA POR NUESTRA SALVACIÓN!!!
Y ese Misterio tan sublime de amor se actualiza en cada Misa celebrada. En cada Misa, Jesucristo, vuelve a dar su vida, actualizando el sacrificio del Altar, convirtiendo la Santa Misa en una gran y auténtica celebración para gloria de Dios Padre.

¡¡Y TODOS SOMOS INVITADOS!! todos, absolutamente todos, somos invitados a celebrar este acontecimiento, a unirnos a Cristo en este Memorial de su Pasión y Cruz, pero... ¡NO TODOS CELEBRAMOS CON EL SEÑOR!
Y, hasta nos cuesta celebrarlo los días domingos, a muchos les sucede sentir la Misa dominical como una imposición o una obligación eclesial, pero no se detenienen a verla como una fiesta que Dios quiere compartir con el ser humano.
En esta fiesta hay comida y bebida, pero es una comida y una bebida ÚNICA, es EL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO!!! y muchas veces no tomamos conciencia de esto...
Celebrar la Misa es un acontecimiento que no puede pasar indiferente en nuestra vida, al contrario, debería ser la primera celebración, antes que todas!

Pensemos... y celebremos el ¡DÍA DEL SEÑOR!
amén

viernes, 29 de abril de 2011

¡ÚNICO NOMBRE!

Todos tenemosun nombre que nos da identidad. Cuando hablamos de tal o cual persona llamándola por su nombre, sabemos quien es y sabemos lo que queremos decir de ella. La conocemos!!
Hay nombres que resuenan en nuestra mente porque son nuestros seres queridos, suscitan en nosotros el amor y todos los buenos sentimientos que tenemos hacia ellos.
Hay otros nombres, que por ser públicos, también nos ayudan a identificar a las personas y sus ideologías, sus formas, sus ejemplos, etc.

Pero hay un NOMBRE, como lo dice la misma Palabra de Dios, SOBRE TODO NOMBRE y en ese Nombre todos tenemos salvación. San Pablo nos dice que ese Nombre ha sido dado a los hombres para la salvación, y es el Nombre poderoso de JESÚS.
Bien, todos sabemos que Jesús existió e incluso muchas personas hoy llevan su nombre. Pero, no es simplemente llevar su nombre, sino que es llevar su vida en nuestra vida lo que nos dará la salvación.
Al pronunciar el Nombre de Jesús, cada uno de nosotros, debería sentir muy profundamente comunión con Dios, porque su Nombre significa:
DIOS SALVA!!!
Al pronunciar el Nombre de Jesús todos deberíamos sentir el gozo de la salvación; la alegría de conocerlo, de saber de Él y el gran deseo de proclamarlo.
Al pronunciar el Nombre de Jesús todos deberíamos tener bien claro quien es y que desea del ser humano, que nos ha enseñado y cuales son sus huellas.
El Nombre de Jesús no es un nombre más, es el Nombre del Hijo de Dios que vino al mundo no para condenar, sino para salvar, para dar vida eterna y quien vive en comunión con Él lo consigue.
Por eso, no es simplemente usar su Nombre como una expresión más o en momentos inoportunos, sino que debemos pronunciar Nombre de salvación en todo momento de nuestra vida para que realmente Jesús obre y nos salve.
Al Nombre de Jesús toda rodilla se dobla, dice también San Pablo, en el cielo, en la tierra y en los abismos... que bueno sería tener como hábito pronunciar muchas veces al día el Nombre de Jesús, rodearnos de salvación y ahuyentar de nosotros toda tendencia al mal.
Reflexionemos sobre este regalo de Dios y practiquemos reconocer este nombre con la Persona Divina que lo llevó cuando compartió nuestra naturaleza humana.
Amén

jueves, 28 de abril de 2011

¡IMPORTANTE!

Que importante es Compartir con el Señor; comer en su mesa y escuchar su Palabra!
Es necesario que dejemos que Cristo abra nuestra inteligencia para poder comprender todo lo que Él quiere de nosotros, todo lo que Él nos regala, todo lo que nos ofrece; pero para que esta apertura ocurra, necesariamente, tenemos que estar con Él, alimentarnos de Él y escucharlo a Él.

Inteligentes todos lo somos, quien más, quien menos, posee un grado de inteligencia natural; esa inteligencia nos ayuda a desenvolvernos en la vida cotidiana, en los quehaceres diarios, en las decisiones a tomar. Pero la Inteligencia de Dios, el don de Inteligencia que nos confiere por su Espíritu, es de máxima necesidad para nosotros, sobre todo en este mundo de hoy, donde es importante saber decidir sobre las huellas de Jesús.

La Inteligencia que viene de Dios es la que hace real aquel consejo de Cristo: "sean astutos como serpientes y dulces como palomas"... es decir, aprendan a discernir con la inteligencia de Dios para que no los sobrepase el peso y la correntada del mundo, que todo lo deja pasar por válido.

Pero, asi como la inteligencia natural que todos tenemos, necesita ser ejercitada y cargada de conocimientos, de igual forma, la Inteligencia de Dios en nosotros necesita nutrirse de su fuente; la Fuente de la Sabiduría es Dios mismo y es en Él donde debemos ir a llenarnos.

El contacto diario con su palabra, la meditación de sus misterios, y la comunión específicamente en la Eucaristía, es un programa de alimentación de la Inteligencia que viene de Él a través de Él mismo. No reparemos ni dejemos que se nos pase el tiempo para crecer en esta virtud, ya que es lo que nos ayudará a vivir diariamente el plan de amor que Dios tiene para cada uno y así, unidos a Él, alcanzar la felicidad plena que todos anhelamos.

Pidamos esta gracia y hagamos lo que tenemos que hacer para poder alcanzarla... no nos olvidemos que la Gracias también supone la voluntad nuestra.
Amén

¿HAS PENSADO?


Este libro es una compilación de pensamientos sobre nuestro ser cristianos católicos y la gran riqueza que eso encierra para nuestra alma.
Es un llamado a la reflexión y a tomar conciencia de quienes somos y cuál es nuestra meta.
Dios nos ha hecho el gran regalo de la vida y nuestra vocación es darle gloria con nuestra existencia, es para lo que hemos sido creados, fuera de esto nada tiene sentido.
El ser humano, es decir, cada uno de nosotros, debemos tomarnos un tiempo para concientizarnos de esta realidad y así mejorar nuestras actitudes y volver a tomar el rumbo hacia Dios, considerando esta decisión como el primer paso para cambiar el mundo.
Bien podemos decir que este libro es de auto-ayuda, ya que nos servirá para recobrar la onda de Dios en cada reflexión, alentándonos a tomar decisiones acertadas que nos guiarán a la verdadera felicidad.

Este libro está escrito para todos los que quieren encontrarse con Dios y disfrutar de una vida plena junto a Él... también para mi misma... para acrecentar mi conciencia de tantos dones recibidos de su parte.